martes, 15 de enero de 2013

Cómo tener unos pies perfectos en verano?

Llega el verano y  nuestros pies están más expuestos que en ninguna época del año por ese motivo debemos tener en cuenta una serie de sencillos consejos para el cuidado de los pies que nos ayudarán a tener unos pies perfectos, libres de callos, durezas y talones agrietados .

Llena el recipiente con agua tibia, jabonosa, con jabón neutro de glicerina. Procura una temperatura cálida, pero no demasiado. Quítate los zapatos, limpia y masajea un poco los pies para relajarlos y propiciar una buena circulación sanguínea, y luego sumérgelos en el agua tibia o cálida. Quédate allí, remojando y relajando tus pies, por unos 10 a 15 minutos.
Luego, retira uno de tus pies, sécalo suavemente, y aplica una crema exfoliante, de preferencia especial para pies. 
Masajea suavemente para efectivizar la acción de la crema, sin olvidar los talones. Cuando ya hayas masajeado y exfoliado bien cada pie, enjuágalos con agua tibia para eliminar todo resto de esta crema. Sécalos suavemente. Puedes aprovechar para repasar con una piedra pómez, volver a enjuagar y secar. Este paso en particular dejara la piel de tus pies suave y sedosa.
A continuación, aplica una crema hidratante y nutritiva, masajeando delicadamente con tus dedos. 
La crema debería absorberse en su totalidad. Aplica más crema si lo crees necesario, sin dejar de dar relajantes masajes a toda la superficie de tus pies.
Luego, relájate. Deja los pies en alto, cálidos y confortables, y verás que al comenzar la próxima jornada tus pies se sentirán y se verán totalmente hermosos.

           

Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario